Si hablamos de Sebastián ‘Chamagol’ González, es hablar de goles, muchos goles. Delantero campeón con Colo Colo 1998, goleador del Campeonato de Apertura con 18 anotaciones el 2002; luego, aterrizó en la tierra de ‘Chespirito’ y siguió anotando por Atlante para ostentar ese mismo año el premio al Cuarto Goleador Mundial (31 anotaciones) de la IFFHS (International Federation of Football History and Statistics).

El 2003, en un partido histórico contra Jaguares, anotó 5 goles, hito hasta ahora no ha sido igualado en la liga mexicana; 11 goles en el APOP Kinyras Peyias FC de la Primera División de Chipre; y más tarde en 2011 y 2012, bicampeón con The Strongest en Bolivia con varias anotaciones más a su haber.

Una linda amistad con ‘Chespirito’

 ¿Qué tal la experiencia como goleador mundial?

“Justo coincide con un buen año en mi carrera donde terminé goleador el 2002 y de ahí partí al Atlante de México donde marqué 13 goles más lo que me llevó a entrar, en ese tiempo era algo nuevo, a este ranking y premiar al más goleador del mundo. Ahí aparezco dentro de los goleadores del mundo junto con (Andriy) Shevchenko que estaba dentro de los históricos de ese año, y otro jugador de Bolivia que también anotó mucho, casi 40”.

Le marcaste 5 goles a Jaguares, ¿cómo lo recuerdas?

“En ese partido en específico me tocó marcar esos 5 goles, pero termina siendo anecdótico e histórico porque después de casi 40 años nadie había marcado esa cantidad de goles en un partido. Hasta el día de hoy no se ha igualado, aún conservo ese podio”.

¿El ‘Chavo’ o el ‘Chipote’ para celebrar?

“Tuve la oportunidad de personificar en las celebraciones de los goles a todos los personajes de Chespirito, y bueno, los que más recuerda la gente son esas, pero celebré también como don Ramón, doña Florinda, a la Chilindrina. Varios”.

¿De dónde nace la idea de celebrar así?

“En realidad surge cuando tuve la posibilidad de conocer a Roberto Gómez Bolaños. Ahí quise hacerle un homenaje en vida a través del fútbol que era algo que a él le apasionaba mucho, siempre puso algo de fútbol en sus personajes, por eso el pequeño homenaje. El haberme dado cuenta de la gran persona que era y de la humildad que tenía, y agradecer su interés por querer conocerme y entablar una conversación la que después se transformó en una amistad. La verdad nunca pensé que iba a generar tanto impacto y además justo coincide con la buena racha y con que estaba permitido hacer celebraciones más elaboradas”.

“En Colo Colo no hay unidad”

Volviendo a Chile y desde su mirada de hincha, ¿cómo ve al Colo Colo de hoy?

“Aún no se ve una tranquilidad y creo que el gran factor que influye en que las cosas en el último tiempo vayan de la mejor forma, es que no se ve una unidad al 100% y hoy en día para cualquier institución, si no hay unidad y no todos tiran para el mismo lado, y van con un objetivo claro, es muy difícil que las cosas fluyan. Hoy es muy complejo, hace poco se supo este tema de no llegar acuerdo entre dirigentes y jugadores, más ahora con la pandemia es todo muy incierto, no se puede prever si esto se soluciona en el corto plazo”.

A propósito del Covid, ¿cómo volvemos al fútbol?

“¡Responsablemente! No hay otra forma, no se pueden tomar decisiones por un tema visceral, con respecto a los ingresos, los pagos de contrato, muchas veces la industria te lleva a tomar decisiones por factores que no están a nuestro alcance. Hoy, lo que está al alcance de la federación, es tratar de generar protocolos y de ir viendo día a día qué pasa con el país y nuestra sociedad. Porque con estos informes cada vez te tiran más para abajo la ilusión que pueda volver todo a la normalidad en un corto plazo; sinceramente creo que la fecha del 11 de julio es muy apresurado y poco probable por cómo están las cifras de muertes y contagios en el país. Es momento de seguir cuidándose y tomar conciencia que esto es grave”.

Sidney 2000, la altura de Bolivia y el mejor jugador chileno en la actualidad

Fuiste bicampeón con The Strongest en Bolivia, ¿qué tal esa experiencia?

“La verdad es que fue inolvidable porque más allá de conseguir un bicampeonato con un equipo muy popular en Bolivia, y que además hace mucho rato que no era campeón, creo que fue una de las más lindas experiencias en cuanto al grupo que se armó. La idiosincrasia que conocí de la vida misma en Bolivia y jugar a 4 mil metros de altitud fue toda una experiencia. Todas las experiencias internacionales te dejan enseñanzas, tienes momentos buenos y malos como todo en la vida, pero te genera una apertura distinta a ver las cosas, conocer distintas culturas y realidades, muy distinto a lo que uno está acostumbrado y en eso tengo que dar gracias al fútbol que me permitió tener esas experiencias enriquecedoras”.

¿Sidney 2000?

“Increíble, hermoso, a esa edad conseguir con tu Selección un logro histórico para Chile en unos Juegos Olímpicos es algo muy gratificante”.

¿Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Charles Aránguiz?

“Es gratificante verlos nuevamente en una cancha de fútbol. Alexis entró con muchas ganas, es un jugador que marca diferencias. Arturo ni hablar, se sigue manteniendo como carta titular en un equipo importante, marcó un gol; y Charles también tuvo una muy buena temporada en Alemania”.

Si tuvieras que elegir compañeros para una delantera, ¿quiénes serían?

“Me hubiera encantado haber jugado con Iván Zamorano y Marcelo Salas arriba en una delantera, porque si bien es cierto que fui compañero de ellos, me tocó jugar con ambos, pero por separado, sobre todo para uno que los admiró a nivel futbolístico y en ese sentido me hubiese encantado estar en un ataque con ellos dos juntos”.

Mensaje para los hinchas

“A cuidarse no más, hoy es lo más fundamental; y generar conciencia que esto tiene que ver con nosotros de cuidarnos, acatar las cuarentenas y protocolos y en lo posible, el que pueda hacerlo, quedarse en la casa”.

Por BDS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *