Cuando hablamos del fútbol de Estados Unidos se nos viene a la mente el paso de David Beckham, Zlatan Ibrahimovic y Steven Gerrard por Los Angeles Galaxy, Andrea Pirlo y Frank Lampard en el New York City FC o Bastian Schweinsteiger en Chicago Fire. A eso le agregamos enormes estadios repletos de fanáticos desaforados, música y un show de primer nivel. Pero no todo es así.

También existe una especie de Primera B si la comparamos con nuestro fútbol a la que llaman United Soccer League (USL), y es precisamente ahí donde enfocaremos esta entrevista. ¿Por qué? Porque hay un chileno patiperro echando raíces en un equipo nuevo, nacido en 2017 que se llama Austin Bold FC, que participó por primera vez en el campeonato el año pasado, y que hace de local en el Bold Stadium ubicado en el Circuito de Las Américas en el estado de Texas.

Hablamos de Jorge Troncoso, defensa aguerrido que se formó en las divisiones inferiores de Colo Colo y que hizo su debut en el Cacique, nada más y nada menos, cuando lo dirigía Américo Rubén Gallego el 2011. ¿Lo recuerdan? Quizás los albos más fanáticos sí. Hizo su primera aparición en el empate 1-1 frente a Cobreloa en el Estadio Monumental.

¿Cómo fue el debut en Colo Colo de la mano de Américo Rubén Gallego?

Algo muy lindo porque uno trabaja en las divisiones menores para poder cumplir el sueño de debutar en primera división y gracias a Dios lo pude hacer en Colo Colo, y a pesar de que solo jugué un par de partidos, lo recuerdo con mucho cariño en mi carrera.

¿Crees que te faltaron más oportunidades?

El tema de las oportunidades es super subjetivo porque Colo Colo es un equipo grande y no puede esperar mucho. Creo que lo hice bien cuando me tocó la oportunidad. Después hubo cambios de técnicos, los que llegaron no ocuparon mucho a los juveniles, o simplemente no conocían bien a los jugadores. Entonces, solo resta salir a préstamo. Además, también tienes que tener un poco de suerte para jugar en Colo Colo, estar en el momento justo, que te necesiten y rendir. Estoy tranquilo porque cuando jugué, jugué bien y así quedó registrado. Estoy muy contento con lo que viví en Colo Colo y no le reprocho nada a nadie.

Tras eso, Troncoso tuvo pasos por Curicó Unido (2012), San Antonio Unido (2013), regresó a Colo Colo la temporada 2013-2014, Universidad de Concepción (2014-2017), Deportes La Serena (2017) y Melipilla (2018).

Llegar a Estados Unidos no es fácil y mantenerse en una actividad donde al día nacen y llegan del extranjero cientos de jugadores de gran técnica tampoco. El trabajo es constante, diario y sacrificado. Se entrena con mucho calor, con frío, lloviendo y el rendimiento debe ser superior siempre.

¿Cómo surge la opción de llegar al Austin Bold FC de Estados Unidos?

Conocí a un representante español que trabaja acá y que representa a jugadores en la Major League Soccer. Me presentó la opción de venir a la United Soccer League y no lo pensé mucho. Acá existe una variedad cultural interesante. Además, quería tomar caminos diferentes y no me arrepiento. Ha sido una experiencia muy bonita, he conocido gente extraordinaria, he aprendido del fútbol y espero estar mucho tiempo por acá.

El fútbol se vive distinto en todos los rincones del mundo. Por ejemplo, en la Premier League se prioriza la técnica con la velocidad; en la Serie A de Italia o en la Bundesliga alemana corre primero la fortaleza física; y en la Liga española se aprecia mucho el juego asociado con técnica. ¿Y en Estados Unidos?

“Acá se prioriza mucho el estado físico. El fútbol local ha crecido mucho. Tácticamente están más ordenados y no veo mucha diferencia con el fútbol chileno o sudamericano. Hay mucho jugador africano y ellos tienen una ventaja física: Son altos, fuertes y atléticos, entonces si estás mal preparado físicamente, estarás en desventaja”, reconoce Troncoso.

Pero como todo jugador de fútbol -y persona en general-, el crecimiento personal y profesional está en el ADN. Vestir otras camisetas, sentir los cánticos de otras hinchadas, lograr campeonatos y quedar en la historia de un equipo es clave para no renunciar a los sueños.

¿Tu objetivo es llegar a la MLS o volver a Chile?

Sí, me gustaría jugar en la MLS, es mi objetivo más cercano. Siempre trato de jugar buenos partidos con el Austin Bold, de estar concentrado y de rendir bien para que se fijen en mí. Chile siempre será una opción, pero me gustaría estar un par de años más en Estados Unidos.

Mientras jugó en Chile, Troncoso ganó la Copa Chile con la U. de Concepción donde hizo grandes amigos. Algunos ya colgaron lo botines y otros cambiaron de equipo. Le pedimos que armara su equipo ideal con los jugadores que compartió cancha y esto nos dijo:

Al arco, Cristián “Tigre” Muñoz. En defensa, una línea de tres con Mario Parra por la derecha, Waldo Ponce de libero y Diego Torres por la izquierda. Al medio, una línea de cuatro:  En el medio, bien abierto por derecha, Juan Pablo Gómez, al centro Fernando Manríquez, un quitador en el medio como Alejandro Camargo, y por izquierda bien abierto, Ronald de la Fuente. Enganchado, Mario Sandoval. Y arriba, Gabriel Vargas con Felipe Reynero”. Equipazo.

Volviendo a la realidad, compleja y a ratos abrumadora por la pandemia mundial del coronavirus, ¿Cómo vives este momento en Estados Unidos?

Está bien complejo el panorama. Por ahora me quedo en casa y trato de no ir a lugares donde haya mucha congestión de personas. solo espero que esto pase luego para volver a la rutina lo antes posible, volver a jugar con normalidad y disfrutar del fútbol.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *