fbpx

El presente de Gamadiel García, exfutbolista formado en la Universidad de Chile con pasos por varios equipos nacionales y del extranjero, es totalmente opuesto al de esa época.

Con menos flash pero con la misma exposición, “Gamagol” hoy es presidente del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) y su labor es defender los intereses y derechos de todos los jugadores que forman parte de un equipo.

Tarea pesada si pensamos que tiene a cargo todos los clubes de Primera A, Primera B y Segunda Profesional, y que, como es sabido, las condiciones de algunos equipos no permiten que la tarea del Sifup sea fácil.

García fue un volante rápido que desbordaba las bandas en búsqueda del gol y que en su retorno a Chile el 2012 luego de varios años en el extranjero, se dio cuenta in situ de las precariedades laborales de jugadores y equipos. Cuatro años después, asumió un desafío gigante.

 ¿Qué te motivó a postular y tomar la responsabilidad de ser presidente de la Sifup?

Principalmente las cosas que estaban ocurriendo a nivel nacional. Hubo torneos sin descensos, problemas económicos que venían arrastrados hace años y no se resolvían. Existían finiquitos de contratos que no se estaban pagando. En general, había un montón de problemas que no se solucionaban y siempre el jugador quedaba entre la espada y la pared. El 2016 hubo elecciones, postulé y gané, y esos problemas fueron los primeros que solucionamos. Hoy en día, por ejemplo, un equipo no puede competir si no tiene los finiquitos o las cotizaciones al día. Sin embargo, sigue habiendo problemas de sueldos, sobre todo en la Segunda División Profesional. Esos son temas que estamos solucionando porque hemos presentado requerimientos y trabajaremos para solucionarlo pronto.

Hoy, con la paralización del Campeonato Nacional por la pandemia del coronavirus, algunos clubes han buscado soluciones con los jugadores para reducir los sueldos. Sin embargo, hay otros que tomaron otro camino y sencillamente decidieron acogerse a una ley creada por el gobierno para que pymes no quebraran.

¿Qué te parece que algunos equipos se acojan a la Ley de Protección al Empleo?

Hay realidades muy distintas en el fútbol chileno y entendemos el golpe a la economía de estas instituciones. El que se hayan acogido o no es un tema legal y que hoy está en discusión considerando que los equipos siguen recibiendo dineros de la televisión, incluso, es sabido que muchos equipos cubren las planillas de sueldos de los jugadores con esos dineros. Hay mucha discusión al respecto y nosotros hemos sido enfáticos en señalar que creemos que los equipos pueden llegar a un acuerdo con sus trabajadores.

Pasión de multitudes

El fútbol es un deporte que genera pasión, alegría, furor, división y alrededor de la pelota giran familias completas. No son solo los futbolistas que han visto sacrificado sus salarios. Sin ir más lejos, sin fútbol tampoco hay ingresos extras para guardias de seguridad, vendedores de maníes, sándwich, bebidas, cotillón y personal del aseo.

¿Cuándo será conveniente que vuelva el fútbol?

El fútbol volverá cuando la autoridad levante la prohibición, ese es el punto de inicio para estar preparados, tener protocolos de seguridad y sanidad en cada recinto de entrenamientos de jugadores. Me parece que va a pasar un tiempo bastante largo antes de ver un partido de fútbol profesional. Con los protocolos buscamos bajar el riesgo exponencial que tendrán todos los trabajadores para que no se contagien de coronavirus considerando que deben trasladarse desde diversos puntos para llegar a su trabajo.

¿Se jugarán las 34 fechas del Campeonato o se comenzará a planificar el 2021?

Dependerá mucho de cuándo vuelva el fútbol. Si proyectamos la vuelta en julio o agosto, nos parece que hay posibilidades de jugar las 34 fechas. El conflicto ocurre con los equipos que juegan torneos internacionales y tampoco sabemos qué va a pasar con la Copa Chile. Sumando todo eso se nos van acabando fechas si es que queremos que se juegue todo lo que está pendiente. Nos parece de suma importancia darle prioridad al torneo. Además, si no se juega la Copa Chile, no sabemos qué pasará con el cupo para la Copa Libertadores. Estos ajustes son necesarios para jugar las fechas que quedan.

El medio latente de quedarnos sin fútbol

La Organización Mundial de la Salud planteó la idea de que el fútbol no vuelva hasta el 2021. ¿Qué piensas de eso?

El fútbol no va a volver a la normalidad. Van a pasar algunos meses donde se tenga que jugar sin público, pero es una actividad que debe volver al igual como vuelven al trabajo muchas empresas. Por eso es que se deben tomar medidas y protocolos para todas las instituciones porque no son solo los futbolistas los que juegan, hay muchos trabajos anexos en torno al fútbol. Sería una crisis tremenda que el fútbol no se juegue esta temporada.

¿Cómo ves el futuro del fútbol chileno?

Ojalá que la pandemia del coronavirus sirva para que tengamos un fútbol más organizado, sobre todo en la parte económica. Esto porque no puede ser posible que a tres semanas de la paralización del torneo algunos equipos hayan declarado que no podrían sobrevivir sin fútbol un par de meses. Eso quiere decir que se debe administrar mucho mejor los recursos y ser mucho más responsable. Espero que a futuro el fútbol chileno sea un poco más solidario con las divisiones que tienen menos recursos como la Segunda División Profesional.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *