Debido a la grave crisis sanitaria que afecta al mundo por la pandemia del coronavirus, autoridades de la Conmebol están analizando la posibilidad de que lo que resta de la Copa Libertadores se juegue en su totalidad en Uruguay.

De acuerdo a lo informado por Ovación, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, habría contactado al máximo dirigente de Conmebol, Alejandro Domínguez, para ofrecer Montevideo, Colonia y Punta del Este como sedes para jugar el torneo de clubes más importante del continente.

Asimismo, el mismo medio afirmó que Uruguay corre con ventaja ante Paraguay debido a que ha controlado de mejor forma la cantidad de contagios de Covid-19.

¿Qué falta? Para tomar la decisión final, se espera que la Conmebol se pronuncie al respecto durante los próximo días o a más tardar la primera semana de agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *