Tras otra jornada para la historia como lo fue la victoria de Universidad Católica frente a Sol de América paraguayo viniendo desde atrás con un penal, expulsión y gol en contra para terminarlo ganando, otra vez, por un 2-1 tanto o más épico que la victoria internacional anterior ante Inter de Porto Alegre.

Mismo marcador final, mismo tanto inicial en contra (también de penal) y mismo goleador que define el partido como lo hizo Zampedri. Y como si todos estos ingredientes no fueran suficientes, el bueno y querido de Diego Buonanotte regaló a los hinchas cruzados un grito de esperanza, a Holan una maciza señal de vigencia y a los hinchas del fútbol una verdadera obra de arte como lo fue ese ‘Messiánico’ tiro libre.

Atrás quedó el áspero Sol de América paraguayo. Enfrente tendrá un no menos complicado rival que el anterior, al menos en el papel, como lo es River Plate de Uruguay. Analicémoslo: se trata del tercer equipo más ganador de la liga local (empatados con Danubio y Defensor Sporting con 4 títulos), a 43 títulos de distancia de Nacional y 46 de Peñarol, el máximo campeón del país oriental.

En el presente torneo, comenzó con el pie derecho derrotando a Peñarol como visitante y encadenando otras dos victorias consecutivas (ante Danubio y Boston River), para luego caer en los dos últimos partidos jugados (Nacional y Maldonado), ubicándose en la segunda posición del Grupo B solo detrás del ‘Bolso’.

En el contexto internacional en tanto, supo derrotar en esta primera ronda de Copa Sudamericana 3-1 en el global y con victorias tanto de visita (1-0) como en casa (2-1) al peruano Atlético Grau para luego eliminar por un 4-2 global al poderoso Atlético Nacional colombiano, merced de un empate en Medellín (1-1) y de un sólido triunfo como local por 3-1.   

¿Otra información anecdótica? El plantel está conformado en su totalidad por jugadores uruguayos donde destaca el experimentado Juan Manuel Olivera (39 años) de reconocido paso por Universidad de Chile, donde ganó el Apertura 2009. 

Además, cuenta en delantera con la joven revelación del futbol uruguayo, Matías Arezo de 18 años, recientemente convocado por el ‘Maestro’ Tabárez para las fechas clasificatorias, pero marginado por una molestia muscular. Arezo se transformó en el jugador uruguayo más joven en marcar un doblete en la historia de la CONMEBOL Sudamericana. Ante Atlético Nacional anotó dos goles con 17 años.

Como dato, a la edad de Arezo, Luis Suárez, Edinson Cavani y Diego Forlán no habían debutado aún.

En tanto, el equipo es comandado por nadie menos que Jorge Fossati, uruguayo de tomo y lomo, que supo dirigir a la Selección Uruguaya en su momento y levantar la Copa Sudamericana con Liga de Quito en 2009.

Recordando siempre y olvidando ni por un segundo que a Universidad Católica, como a cualquier otro equipo chileno no le sobra nada y le cuesta todo, el partido del viernes (y su correspondiente revancha) asoman como una prueba durísima para el cuadro cruzado, donde deberá hacerse aún más fuerte si quiere seguir avanzando en el terreno nacional, donde ganar la Copa Sudamericana es un deber y obligación.

Tus comentarios en GolMaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *