Los dirigidos por Sebastián Beccacece no fueron capaces de mantener la ventaja obtenida en Avellaneda. Los xeneizes se impusieron con autoridad por 2-0 en la Bombonera, están en semifinales de la copa por tercer año consecutivo y van por la séptima estrella internacional.

El duelo entre los dos técnicos con pasado en la banca de la Universidad de Chile lo ganó Miguel Ángel Russo. El experimentado entrenador le ganó la pulseada a Beccacece a partir de un dominio casi absoluto en el mediocampo. Boca sorprendió con el ingreso de Diego “Pulpo” González, le manejó la pelota a Racing y le dio libertad a Salvio y a Villa para generar peligro por los costados.

Desde el minuto cero Boca entró decidido a revertir la llave. Arias se erigió como figura en el primer tiempo con cuatro intervenciones que sostuvieron a la Academia con el arco en cero hasta el 20’ del primer tiempo: Eduardo “Toto” Salvio entró solo al área rival y anotó la apertura de la cuenta con un cabezazo imposible para Arias.

En el descanso Racing intentaría una reacción desde el banco con el ingreso de Darío Cvitanich, pero se mantuvo la tónica de la primera mitad y Boca siguió manejando las acciones desde el medio. El equipo visitante era incapaz de frenar los peligrosos embates de Villa por la izquierda, hasta que a los 15 minutos del segundo tiempo, el veloz volante colombiano marcaría de penal y ponía por delante a su equipo en la serie.

Racing entró en desesperación y se volcó en ataque con más garra que fútbol. Eugenio Mena no pudo gravitar para su equipo y durante casi todo el partido perdió en los duelos individuales con Salvio. Boca quemó los minutos finales con el ingreso de Cardona y, más allá de un disparo lejano de Alcaraz rechazado sin problemas por Andrada, el equipo local no pasó mayores sustos en su arco.

Finalmente lo ganó Boca por 2-1 en el marcador global y enfrentará a Santos en las semifinales.

Tus comentarios en GolMaster