Hasta hace unas semanas, el nombre de Robbie Robinson era desconocido hasta que fue el primer elegido en el Draft de la Major League Soccer de Estados Unidos.

El delantero estadounidense de 19 años, 1.88 cm y cuya madre es chilena, juega actualmente en el Inter Miami y se encumbra entre las figuras más prometedoras de la liga.

Elegí Chile porque mi madre nació en Chile, así que tengo esa sangre chilena dentro de mí”, declaró el futbolista a mediados de año al participar en un torneo amistoso de FIFA 20.

Robinson jugó en el equipo de la Universidad de Clemson y tuvo una gran temporada en la NCAA, con 18 goles y nueve asistencias. Un poder goleador que cualquier equipo nacional lo quisiera.

En lo que va de temporada en la MLS, ha jugado algunos partidos como titular, y aunque aún no ha anotado ningún gol, se destaca por su gran juego físico y por su forma de moverse dentro de la cancha.

Ahora, solo resta esperar el llamado de Reinaldo Rueda para que se ponga la Roja de todos.

De ser así, se sumaría a la larga lista de jugadores que no han nacido en Chile y que han defendido a la Selección Chilena como Pedro Pablo Henández, Miiko Albornoz u Óscar Fabbiani.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *