fbpx

El DT excluyó a uno de los regalones de la hinchada.

La dura derrota ante Universidad Católica (ver nota) caló hondo en Macul y el cuerpo técnico de Colo Colo, liderado por Mario Salas, ya habría tomado su primera medida.

La mala campaña del Cacique que solo suma 3 puntos con 1 victoria y 3 derrotas, ha obligado a Salas a cambiar el esquema buscando el rumbo que los encarrile por la senda del triunfo.

Y a pesar que aun no hay equipo definido para el encuentro ante los “torteros”, Salas tomó su primera medida y el perjudicado sería Óscar Opazo, quién pasaría a la banca para cederle su lugar a Bryan Véjar, de gran campaña el año pasado con Palestino.

De confirmarse la decisión del “Comandate”, la cual se sabrá horas antes del partido contra Curicó, la defensa de los albos quedaría de la siguiente manera: Bryan Véjar, Felipe Campos, Juan Insaurralde y Ronald de la Fuente.

El mediocampo también sufriría una variante y el primer cortado sería el excruzado César Fuentes para ser reemplazado por Carlos Carmona. El otro cambio sería el ingreso de Matías Fernández por Branco Provoste. De ser así, el mediocampo del Cacique quedaría conformado por: Leonardo Valencia, Fernández (o Provoste) y Carlos Carmona.

Mientras que en la delantera, Salas no haría cambios respecto al partido contra la UC y formaría con: Nicolás Blandi, Pablo Mouche y Marcos Bolados.

El partido entre «torteros» y «albos» está programado para mañana lunes 24 de febrero a las 18:00 horas en el Estadio Municipal La Granja.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *