La Conmebol confirmó que la final de la Copa Sudamericana a jugarse el próximo 23 de enero en el Estadio Mario Kempes de Córdoba, Argentina, será sin público.

El objetivo según el organismo es brindar un marco de seguridad sanitaria a la definición del torneo para “evitar la exposición de miles de personas a un eventual contagio de Covid-19, en atención a la pandemia actualmente en curso”.

La Conmebol apostó desde el inicio de la pandemia a lograr el retorno del fútbol, pero en un marco de seguridad, priorizando la salud y la integridad de todos los miembros de la familia del fútbol sudamericano, desde jugadores hasta hinchas, pasando por empleados y periodistas. La decisión de llevar a cabo el partido decisivo de este torneo continental es coherente con esta visión”, reza el comunicado del organismo encargado del fútbol sudamericano.

Tus comentarios en GolMaster