AC Milan e Inter consideran que el actual San Siro ya no es funcional a las necesidades del fútbol moderno, y ahora esperan tener el estadio más sostenible de Europa.

Con una inversión cercana a los 1200 millones de euros, Internazionale Milano y AC Milan presentaron dos proyectos para reformar el mítico Giuseppe Meazza en la misma zona de San Siro: La Cattedrale y Los Anillos de Milán.

La Cattedrale


La Cattedrale es un diseño inspirado en dos de los edificios más icónicos de la ciudad, el Duomo Milanes y la Galeria Vittoro Emanuel de Milán. Contará con 60 mil plazas, un estilo gótico y, al igual que una galería, su fachada estará cubierta de vidrio, suministrando iluminación natural.

Además, su temperatura se acondicionará automáticamente de acuerdo al ambiente. El techo estará conformado con paneles solares, y tendrá un sistema de recolección y reutilización de aguas lluvias.

El estadio se iluminará dependiendo el equipo que juegue, azul para Inter, y rojo para el Milan; los demás días el exterior se iluminará de blanco, al estilo de una catedral.

Los Anillos de Milán

Por su parte, Los Anillos de Milán es un diseño futurista que consiste en dos anillos entrelazados y puestos en perfecto balance, simbolizando la unión de los dos clubes que siempre han sido rivales.

Los anillos entrelazados contarán con tecnología LED, y al igual que en el primer proyecto, cambiarán los colores de la iluminación dependiendo del equipo que vaya a disponer de la cancha; se estipula una capacidad de 65 mil personas.

Lo particular de esta propuesta es que busca revitalizar y transformar San Siro en un distrito de entretenimiento, manteniendo la posición original de la cancha, la cual quedará a pocos metros del nuevo estadio, y será de uso de la comunidad, un verdadero regalo para los milaneses.

El Giuseppe Meazza ha sido la casa de ambos equipos con juegos inmemorables desde su inauguración en 1926. Allí se han disputado dos mundiales (1930 y 1990), cuatro finales de Champions League, y míticos partidos del derby Della Madonnina, como es popularmente conocido en Italia.

Se espera que la construcción esté terminada en 2024, para que el estadio esté a total disposición de recibir la ceremonia inaugural de los juegos de Invierno de 2026.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *