Histórica, categórica, lamentable y predecible derrota de Chile. Falta de jerarquía en los convocados. A mi mente llega un flashback: Cierto técnico que dirigía a nuestra amada selección, fue despedido por empatar ante Venezuela en las eliminatorias rumbo a Francia 98 ¿lo recuerdan? Xavier Azcargorta “el bigotón”, se llamaba.

¿Pasará lo mismo con el Señor Rueda? Un técnico completamente incapaz de armar un equipo competitivo, convocando jugadores de rachas, insistiendo con los que nunca han dado resultado. No lee los partidos, planteamientos ambiguos, no defiende y no ataca.

Basta con analizar solamente las cuatro fechas disputadas: pierde ante Uruguay en el último minuto, frente a Colombia le empatan al final, contra Perú lo salva Vidal, y hoy no tuvo a nadie.

Un Arturo solitario, un Sánchez que no tenía a quien tocársela más que a Isla, Bravo hace su trabajo, sobre todo en salvar los errores de la línea de fondo, las fallas de un Maripán lento, desconectado de las jugadas, justamente de donde sale el primer gol, además de ganarse la amarilla, el cambió era más que obvio. Entienden que aún no hablamos de ningún jugador de la era Rueda que sea fundamental, sólo lo que puedan entregarnos los ‘históricos’. Y la guinda de la Torta: entra Andrés Vilches.

En marzo se juega la siguiente fecha ante Ecuador y Paraguay, dos rivales durísimos. El ‘Tri’ aplastó a Colombia 6-1. No hay que esperar más e iniciar un verdadero recambio, partiendo por el técnico, que amablemente ha decidido continuar con el proceso al mando de nuestra selección, a pesar de los conflictos, estallidos sociales y pandemia.

Pero con amabilidad no llegaremos a Qatar 2022, ni mucho menos con los jugadores convocados, que más parecen tapados de pichanga que jugadores profesionales. Que no sienten la camiseta como la siente un hincha, que no vibran como esos niños que quieren ver a un Chile campeón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *