La eliminación de Inter de la presente Champions League (tras empatar de local sin goles ante el Shaktar ucraniano) supone un fracaso colosal por donde se le mire y no solo por el hecho, sino que por la forma: de ser favorito para clasificar a siguiente fase junto a Real Madrid a terminar últimos en su grupo con tan solo 6 puntos fruto de 3 empates y 1 solo triunfo (el cuarto equipo era el casi innombrable alemán Borussia Monchengladbach, que clasificó segundo tras el Madrid).

Y respecto del hecho en sí mismo, resulta grave debido a la enorme inversión en Director Técnico y a la calidad general del plantel: recordemos que se trajo a Antonio Conte, catalogado como uno de los mejores técnicos de la actualidad y que el plantel posee jugadores de la talla de Lukaku, Perisic, Nainggolan, Arturo Vidal, Alexis Sánchez Lautaro Ramírez, etc., todo esto sin contemplar el perjuicio económico que traerá al club donde avanzar etapas significaba lograr balancear las cuentas y compensar el enorme gasto en fichajes y salarios. Era una obligación por donde se le mire.

Ahora bien, no descuidemos el hecho de que la misión primaria sigue siendo volver a levantar el Scudetto luego de 10 años de sequía tras la imborrable temporada 2009-2010 de Mourinho, quien ganó además Copa Italia y Champions League para completar el trébol. De ahí en adelante la hegemonía de Juventus, (para colmo uno de sus principales rivales en Italia) ha sido total, conquistando 9 scudettos en forma consecutiva de los cuales 3 llegaron de la mano de Antonio Conte.

Ahora que ni para Europa League le alcanzó, todas las miradas (y sobre todo la presión) estarán puestas en conseguir la liga local, el ansiado 19vo Scudetto, donde paradójicamente hoy tienen un mejor presente que Juventus, pero por 5 puntos debajo del resucitado de las cenizas AC Milán, que de la mano de un Zlatan impactante en su rendimiento e influencia, también tiene el objetivo de lograr conseguir su Serie A número 19, después de una última década llena de penurias.  

Mientras tanto, Vidal tendrá que seguir esperando para levantar la orejona, lo mismo que Alexis, nosotros los chilenos y el terco de Conte.

Tus comentarios en GolMaster