Un deslucido y desorientado Colo Colo perdió por 0-2 frente a Athletico Paranaense por la cuarta fecha de la fase grupal de la Copa Libertadores.

Desde el arranque el Cacique evidenció su incomodidad. A los seis minutos salió lesionado Pablo Mouche y a los 8’ cayó la primera anotación a favor del local gracias a un autogol de Felipe Campos.

A los 15 minutos una confusa jugada en el área de los albos terminó en otro autogol, esta vez de Gabriel Suazo. Desazón total en un equipo que buscaba, al menos, rescatar un empate para encumbrarse en lo alto de su grupo.

De ahí en más, Colo Colo solo se dedicó que corretear a los locales a pesar de la insistencia en el ataque de Marcos Bolados, quien nada pudo hacer ante la férrea defensa local.

Ni Matías Fernández ni Leonardo Valencia pudieron tomar el control de las acciones. Ambos jugadores se vieron sobrepasados por el conjunto brasileño y se notó, en los 45 minutos, la amplia superioridad física y técnica.

La segunda fracción fue más de lo mismo, tratando de apurar al rival para provocar el error en la salida y presionando durante varios minutos con ocho jugadores en campo contrario pero sin poder recuperar la pelota.

Recién al minuto 92 un derechazo de Felipe Campos que contuvo el portero Santos se transformó en la llegada más peligrosa y profunda del elenco de Macul.

Con este resultado, Colo Colo sigue en la segunda posición del Grupo C con 6 puntos a la espera del partido de mañana entre Jorge Wilstermann y Peñarol en el estadio Estadio Félix Capriles.

Ahora, Gualberto Jara y sus dirigidos deberán ir a buscar los puntos a Uruguay el próximo martes 29 donde enfrentarán al Manya a partir de las 19:15 horas (CHI/URU).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *