Le salió competencia a las federaciones de Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay para quedarse con la organización del mundial de fútbol de 2030.

Esto debido a que el gigante asiático, China, presentó una maqueta de lo que es una verdadera obra del arte: el nuevo estadio del vigente campeón, el Guangzhou Evergrande.

El recinto tiene forma de flor de loto y se está construyendo en la ciudad de Guangzhou. Tiene un costo de 1.700 millones de dólares, albergará 100 mil asistentes y se estima que estará terminado el próximo año.

Respecto a la evolución que ha tenido China en el fútbol y sus recintos deportivos, el director del Centro para la Industria del Deporte Euroasiático, Simón Chadwick, indicó que “hay algo sobre la iconografía y el simbolismo de los estadios, particularmente el desarrollo de Guangzhou. Este es un estadio enorme, con un diseño increíblemente llamativo, se han publicado fotos en todo el mundo y la gente lo comenta en todo el mundo. China está tratando de usar estos diseños de estadios enormemente distintivos como una forma de atraer a la gente y la atención, de hacer que la gente entienda que China quiere lo mismo que otros países”.

Cabe recordar que la candidatura oficial se conocerá en 2022 y la decisión por parte de la FIFA se conocerá en 2024. Además de los países ya señalados, se espera que el Reino Unido, que agrupa a las naciones de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, también presenten su propuesta para organizar el evento deportivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *