Los ánimos en Colo Colo están calientes. Luego del conflicto entre el plantel del primer equipo y la concesionaria Blanco y Negro por la suspensión de contratos tras acogerse a la Ley de Protección del Empleo, lo de ahora es peor.

Según han consignado fuentes al interior del club, durante la jornada de ayer los jugadores Julio Barroso y Pablo Mouche protagonizaron un intenso cruce de palabras en las canchas de entrenamiento del estadio Monumental por el millonario bono de 550 millones que Aníbal Mosa prometió a los referentes del equipo que llevaron adelante la negociación y que perdieron dinero por concepto de imagen.

La historia es así: tras conocer la noticia, el capitán y referente Esteban Paredes propuso repartir el bono entre todos lo jugadores, idea rechazada por Matías Zaldivia, Juan Manuel Insaurralda, Pablo Mouche y Nicolás Blandi; y apoyada por Carlos Carmona y Julio Barroso, entre otros. A partir de allí se abrieron profundas heridas que se arrastran desde las conversaciones con la dirigencia por el reajuste salarial.

Ante esto, los jugadores que quedaron excluidos del bono -la gran mayoría-, y representados por Barroso, sienten que los beneficiados buscaron salvarse solos, acusación que llevó a la discusión a una temperatura alta y que no pasó a mayores por la intervención de otros jugadores.

Según consigna el diario La Cuarta, en la discusión entre Barroso y Mouche se sumó Blandi, apoyando al delantero, y a Esteban Paredes, el que se cuadró con el exdefensa de O´Higgins.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *