La desafortunada lesión de Pablo Aránguiz en el último partido de la U ante Unión Española y la posterior operación que lo dejará sin jugar por al menos tres meses, habría provocado que Azul Azul no comprara su pase.

Esto debido a que hoy vence el plazo para que la concesionaria le comunique oficialmente al Dallas de la MLS, dueño del pase de jugar, si haría o no efectiva la opción de compra del volante.

Sin embargo, al interior de la institución están satisfechos con el jugador, pero entienden que desembolsar al menos 1 millón de dólares en una operación riesgosa, sobre todo en este momento.

De momento, la SA buscará extender el préstamo del jugador para que sea parte del plantel todo el 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *