El partido constituía una presión extra para Ariel Holan y sus dirigidos. No solo porque debían ganar a Gremio para seguir con vida en la Copa Libertadores, si no también porque debían demostrar el alto nivel exhibido en el torneo local.

Así, la UC saltó a la cancha del estadio San Carlos de Apoquindo con la menta fría y el corazón latiendo a mil por hora. Y como en los últimos encuentros, dieron una cátedra de buen toque de balón frente a un elenco que lo cuadruplicaba en partidos jugados esta temporada.

Y el 2-0 no fue casualidad. El once inicial de Holan no pecó de impaciencia y esperó, con el balón en su poder, que se generaran los espacios para atacar.

Con llegadas de Edson Puch, Fernando Zampedri y Gastón Lezcano, sumado a las constantes subidas de José Pedro Fuenzalida y la exquisita técnica de Luciano Aued y César Pinares, la UC capitalizó con goles una jornada soñada.

Ambas anotaciones llegaron en el epílogo del primer tiempo. En el primero, Fernando Zampedri anotó a los 44’ mediante un zurdazo inatajable para el portero Vanderlei a pesar de que un minuto antes le había atajado un mano a mano.

Acto seguido, una genialidad de César Pinares luego de un pase perfecto de ‘Luli’ Aued logró eludir al portero rival con un sombrero y anotar de cabeza en la línea del arco.

En el complemento la UC controló las acciones y generó diversas ocasiones de gol gracias a las subidas de Fuenzalida y Puch.

Por su parte Aued probó a arco y Zampedri pudo firmar su doblete pero el portero Vanderlei lo impidió.

A minutos del final, Gremio sufrió la expulsión con roja directa de David Braz, quien se perderá el clásico de Porto Alegre ante Inter la próxima semana.

En cuanto a la UC, enfrentará en Colombia al América de Cali el próximo miércoles 23 de septiembre a las 21:30 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *