No era fácil en el papel porque Cobresal venía de cuatro buenos partidos invictos, posicionándose en la medianía de la tabla y alejándose de los fantasmas del descenso, pero Universidad Católica no estaba para sorpresas y desde el primer minuto salió a buscar el partido.

Con una victoria aplastante ante Cobresal, los Cruzados reafirmaron su condición de candidatos para ganar el campeonato sacando 14 puntos de ventaja a su escolta Colo-Colo.

Dominando el balón y presionando en la zona alta de la cancha, la UC encontró la ventaja a los 10 minutos con un gol de Sebastián Sáez luego de una gran jugada colectiva. De ahí en más, el 11 titular sabía que era cosa de tiempo ampliar la ventaja la cual llegó en los pies de Edson Puch. Una jugada personal llena de gambetas y dejando al rival en el piso terminó en 2-0.

En el epílogo los dirigidos de Quinteros salieron con un hambre descomunal. Sin caer en imprecisiones y con un fútbol durante largos minutos vistoso y aguerrido, llegó el 3-0 gracias a una de las figuras del encuentro: César Pinares. Tras ello, Diego Buonanotte, quien no ha tenido mucha participación esta temporada, anotó el cuarto gol cruzado apenas 1 minuto después de haber entrado. El estadio era una fiesta y los hinchas que llenaron San Carlos una vez más corearon el nombre del Enano para hacerle sentir que su casa lo quiere, lo apoya y lo necesita.

La guinda de la torta tenía nombre y apellido: José Pedro Fuenzalida. El Chapa fue el encargado de coronar una jornada inolvidable con un golazo que dejó sin opciones al arquero rival. Así, el festejo cruzado sigue su rumbo mirando desde arriba, pero teniendo los pies en la tierra.

En la décima fecha Universidad Católica jugará ante Unión La Calera en condición de visitante el miércoles 16 de octubre a las 18:30 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *