fbpx

Tras ser acusado de homicidio, Luis Núñez, otrora jugador de la UC, se encuentra prófugo de la justicia.

Hace exactamente 1 año que nadie conoce el paradero de Luis Núñez, exfutbolista de Universidad Católica que hoy se encuentra en la clandestinidad y prófugo de la justicia luego de ser acusado de homicidio.

Lucho Pato, como lo llaman cariñosamente desde sus inicios en el fútbol, sacó la voz para defender su honra y asegurar que no tuvo nada que ver en el incidente del cual es acusado. En conversaciones con un medio de circulación nacional, el también ex San Felipe sostuvo que vive “encerrado como una rata. Estoy muy triste, enterraron a mi padre (en septiembre) y no pude estar presente. Tuve que despedirlo a través de la cámara de un celular. Todo por ser prófugo de la justicia, sin tener nada que ver en el caso por el que me buscan. Es algo muy doloroso. Gracias a Dios, la vida me tiene con fuerzas, pero claro que me habría gustado acompañar a mi familia, a mis hermanos chicos. Una maldita mentira me tiene prófugo».

Núñez, quien ya había pasado 4 años en prisión por financiar a una banda especializada en narcotráfico y porte ilegal de armas, fue declarado con orden de detención por la jueza Carolina Gajardo del 12vo Juzgado de Garantía de Santiago por el homicidio de Juan Pinto Vásquez, quien según consta en las pericias de la PDI fue abatido en la población La Legua un día antes de que se perdiera el rastro del exjugador. La víctima recibió un disparo en la cabeza y si bien no hay pruebas fehacientes de que el disparo lo haya efectuado Lucho Pato, fue identificado como uno de sus agresores por parte de Mario Albornoz, amigo de Pinto quien se encontraba con él y que también recibió un disparo.

“La justicia y la policía aún no pueden decir que no tengo nada que ver en lo que me involucraron sin motivo. Yo pagué caros todos los errores de mi vida. Pero en este no tengo nada que ver. Lo juro por la memoria de mi papá, que acaba de fallecer. La policía sabe lo que pasó y los tribunales también. Hay un detenido hace ocho meses y según lo que me han dicho, aún no lo hacen declarar porque saben que él dirá la verdad. Prefieren buscarme porque soy conocido. Yo me crié con él, es como mi hermano, y eso les bastó para que me involucraran».

 Tras ser consultado si tiene pensado entregarse a la justicia, el ex UC agregó que “no tengo por qué entregarme, no he hecho nada. Quizás cuántos meses me tendría preso la justicia esperando un proceso. Y yo no tengo nada que ver. Ustedes no saben lo que yo viví preso, lo que perdí y lo que luché en esos cuatro años. La vida me está haciendo vivir como un delincuente. Y no lo soy. Solo soy un ex futbolista que se equivocó en el camino. Me han basureado, mis hijos escuchan que su papá es un asesino y no es así. Quisiera poder retroceder el tiempo para darle un abrazo a mi padre. Me gustaría irme lejos de este país, porque yo me he equivocado mucho, pero esta vez estoy viviendo una pesadilla solo porque me llamo Lucho Pato Núñez».


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *