Carrasco
«Experiencia» Diego Carrasco celebrando su primer gol por el Bulla
Foto: Goal Chile

Universidad de Chile venció a 3-0 a Unión La Calera en un partido de dientes apretados y que se definió en los últimos minutos luego de una expulsión para cada equipo y una genialidad de Pablo Aránguiz.

Parecía una tarde tranquila en que la U podría imponer fácilmente sus términos futbolísticos a pesar del linajudo rival que enfrentaba. Así debió ser si Ángelo Henríquez hubiese estado un poco más fino en cualquiera de los cuatro mano a mano que tuvo en el primer tiempo. A los 24′ fue cuando el dominio azul rindió sus frutos en una pelota detenida y un acertado cabezazo de uno que de a poco va pidiendo camiseta de titular: Diego Carrasco.

Pero… con la U nunca se sabe, y eso es lo que hace que sus hinchas deban estar con dientes apretados los 90 minutos. Nadie le avisó a Joaquín Larrivey que un partido arbitrado por Eduardo Gamboa siempre tiene polémica de por medio, y siempre en perjuicio de los azules. Un dudoso gol anulado, y una doble amarilla discutible supuso la expulsión del goleador azul a los 54′, y luego de eso, a sufrir.

Una vez más, Caputto dio señales que este año jugará su partido y su chance, y morirá con la suya. No pocos fanáticos pifiaron la salida de Henríquez y de Montillo, pero el DT ya tenía la estrategia clara, tal cual sucedió a mitad de semana con Inter de Porto Alegre. Así Guerra y Espinoza entraron para discutir con el correcto mediocampo de Unión La Calera, quien también jugó sus cartas con el ingreso del ex-UC, Sebastián «Sacha» Sáez. Justamente, el delantero rival tuvo el empate en sus pies, pero esta vez la fortuna -la misma que fue tan esquiva el año anterior- ahora estuvo con los azules, y el palo devolvió el balón cuando el gol ya se coreaba.

Al final, el desahogo llegó a los 87′ gracias a un contragolpe letal que terminó en un gol soñado de Aránguiz que prácticamente entró con el balón al arco para concluir a los 90′, con una nueva anotación del capitán Matías Rodríguez, quien sigue aumentando su leyenda con el Romántico Viajero (El defensor lleva 55 goles en la U).

Tres valiosísimos puntos, otra jornada sin goles en contra, un gol de pelota detenida, y un correcto funcionamiento en la recuperación del balón son importantes elementos de este partido. ¿Suficiente para empezar la ilusión?

¿Qué viene ahora?

Los azules ahora deben concentrarse en el desafío internacional, pues el martes juegan la revancha contra el Inter de Porto Alegre por la Copa Libertadores. En el plano local, el sábado 16 a mediodía enfrentarán a Santiago Wanderers en Playa Ancha.

2 comentarios en «Tres puntos de oro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *