El exjugador de Universidad Católica, Tomás Costa, reveló una graciosa anécdota que le hicieron al volante Michael Ríos durante su paso por el club de la franja.

En conversación con RedGol, Costa señaló que cuando se dio a conocer la noticia de que Ríos estaba relacionado con el hurto de nueces, idearon bromas para asustarlo.

Michael Ríos había tenido el problema con esa causa por el robo de las nueces, y para ayudarlo, porque era re difícil para él, le buscamos el lado del humor para hacerlo sentir más tranquilo”.

Con un parlante le poníamos unas sirenas de la policía y le decíamos que venía la PDI. ¿Se enojaba? No, nos reíamos. Para Michael era un momento difícil, no era fácil”, sostuvo el argentino que actualmente se encuentra libre tras su paso por Alianza Lima.

Consultado por su cómplice en la realización de estas bromas, Costa contó que Fernando Cordero era el su partner. “Chiqui se ocupaba de la estrategia. Él hacia la logística y yo ejecutaba. Era mi compañero de bromas”, cerró.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *