fbpx

La edad, las lesiones y los actuales problemas con la directiva de Blanco y Negro por la decisión de acogerse a la Ley de Protección al Empleo, habría llevado a Esteban Paredes a tomar la decisión de no renovar contrato en diciembre.

Sin confianzas no hay relación que perdure, y Paredes lo tiene claro. La estrecha relación que tenía con Aníbal Mosa está completamente dañada y ninguna postura quiere dar su brazo a torcer. De hecho, el propio Mosa afirmó hace unas semanas que “la relación con Paredes ha quedado dañada. Yo pienso que los jugadores le han dado la espalda a su institución y eso me tiene muy desilusionado”.

Mientras tanto, en el entorno del jugador aseguran que el delantero no jugará por otro equipo en caso de no continuar en Colo Colo. Sin embargo, algunos creen que, en caso de aunar las posturas, podría extender su vínculo solo por seis meses.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *