Un abismo de diferencia existió en la temporada que recién acabó y fruto de la cual nos encontramos, a la vuelta de la esquina, de un apasionante partido entre Universidad Católica y Colo Colo.

En la vereda cruzada, un equipo que atraviesa su mejor momento histórico, posicionándose además como el mejor club chileno de la década, mientras que en la del frente un Colo Colo que rozó el descenso de categoría y que se topa con este partido con el objetivo y oportunidad de comenzar a revertir lo que fue la peor campaña en su nutrida historia deportiva.

Anecdótico resulta el hecho que Gustavo Quinteros pudo ganar esta copa como Director Técnico de Universidad Católica 2 años atrás con un claro y contundente triunfo sobre Palestino por 5 a 0. Esta vez, sentado en la banca del lado, intentará vencer al equipo cruzado luego de 3 años de empates o derrotas.

Para esto el cacique cuenta, desde mi punto de vista, con la “virtud” de haberse deshecho de elementos tanto tóxicos en el camarín como lo era Jorge Valdivia, así como de otros elementos obsoletos como demostraron serlo Matías Fernández y Esteban Paredes, lo cual abre una ventana de oportunidades a nuevos talentos y liderazgos a los jugadores refuerzos y jóvenes con hambre de mostrarse a través de más minutos de juego.

La Católica de su flamante DT Gustavo Poyet, en cambio, intentará mantener su actual supremacía sobre Colo Colo y en el fútbol chileno a través de un juego más intenso y más dinámico, que es lo que promete Poyet en su primera incursión dirigiendo en Sudamérica, además de agregar a su currículo su primer título con el cuadro franjeado.

Aires nuevos, caras nuevas, espíritus renovados. Gustavo vs Gustavo. Sólo queda por dirimir entonces, en esta nueva versión de este clásico nacional, quién quedará como el máximo campeón de la Supercopa chilena, donde ambos cuadros son los más ganadores con 2 trofeos cada uno.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Crédito imagen: Photosport

Tus comentarios en GolMaster