Maximiliano Falcón es un tipazo. Uruguayo, defensor, figura alba del torneo pasado y una de las razones por la cual su equipo actual no descendió, elevándose además para algunos a la categoría de referente albo, de crack, casi de ídolo. Sea como sea, un zaguero fuerte, guapo, con carácter.

Carácter que le pasó la cuenta en el partido de Supercopa frente a Universidad Católica, donde se ganó una expulsión por agresión y la consecuente pérdida de las primeras cuatro fechas del torneo nacional actual como sanción de oficio.

Lo que parecía el principio de una debacle el no contar con este particular jugador, sumado a la controvertida partida de un verdadero referente en la zaga como lo era Julio Barroso, el técnico Quinteros y el equipo lo ha sabido llevar bien y Colo – Colo se encuentra encumbrado en un sorprendente cuarto lugar, a sólo 2 puntos del líder Universidad Católica y con la misma diferencia de goles.

Esta conjunción de circunstancias conforma un panorama no poco sorpresivo: Peluca está disponible para jugar y debutar en este torneo 2021 justo al cumplirse las fechas de suspensión, como local y ante el clásico rival, Universidad de Chile, equipo ante el cual Colo – Colo tiene un invicto de 20 largos años. 

Partidos más, partidos menos, tarjetas rojas, suspensiones, Peluca Falcón está para otra cosa y casi como habiendo querido causado esta situación intencionalmente, se imaginó todo este tiempo volver justo para un superclásico y marcar con un cabezazo moribundo luego de una pelota parada, tal Sergio Ramos ante Atlético Madrid por la final de Champions 2013-2014, el gol del triunfo y seguir agigantando su “legado” en el cacique. Son los sueños de El Peluca.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: @donsatailustra

Tus comentarios en GolMaster