Uno de los jugadores más destacados del Tottenham Hotspurs y de la Premier League de Inglaterra, el surcoreano Son Heung-Min, se encuentra cumpliendo el servicio militar de su país el cual es obligatorio para todos los ciudadanos.

De hecho, el atacante decidió aprovechar el receso del fútbol por la pandemia del coronavirus para cumplir con los trabajos el cual se prolongará por dos semanas.

Cabe destacar que el servicio militar en Corea del Sur tiene una duración de dos años, pero Son logró reducirlo gracias a la conquista de la medalla de oro junto a su Selección en los Juegos Asiáticos de Indonesia 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *