Sobre la prematura huida de Robbie Robinson

Robbie RObinson

Un acontecimiento totalmente insólito nos resulta la auto-baja del chileno estadounidense Robbie Robinson de la Selección Chilena.

Lo normal hubiese sido que el director técnico tomara la decisión de seguir o no convocándolo luego de este breve pero intenso periodo de tiempo dado por la inédita triple fecha eliminatoria en base a factores medibles tales como rendimiento durante los entrenamientos y partidos, convivencia con compañeros de equipo, adaptación en general.

Pero ni para eso alcanzó, ya que todo indica que el jugador se habría arrepentido de, potencialmente, haber debutado por la selección chilena y, por ende, no poder conseguir representar a Estados Unidos en un futuro, país del cuál se asume tiene una cercanía mucho mayor.

La selección es y debe ser el mayor anhelo de cualquier futbolista y en casos como el de Robinson que tiene dos, creo debería haber madurado mucho mejor su situación y no dejar a la Selección Chilena con un problema como este ante una situación crítica como la que vive.

Tal Judas Iscariote o Napoleón Bonaparte. Sea como sea, la renuncia de este jugador me parece una falta de respeto hacia Martín Lasarte y el Cuerpo Técnico, hacia sus compañeros convocados y los que no lo fueron por darle espacio a él. En definitiva, al país. Es de esperar que este jugador, por respeto al país, no sea convocado nunca jamás.

Para más información del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster

Créditos imagen: ANFP

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp