Continuando con la saga de análisis de los rivales de Universidad Católica durante la fase de grupos de la presente Copa Libertadores, aparece en el horizonte cercano el Bicho de la Paternal, principal apodo que recae sobre este club bonaerense de 116 años de antigüedad.

Internacionalmente reconocido como “el semillero del mundo” por ser cuadro formador de grandes figuras internacionales tales como, y entre muchos otros, Juan Pablo Sorín, Fernando Redondo, Juan Román Riquelme, Diego Armando Maradona (nombre que recibe su estadio, al igual que el de S.S.C. Napoli luego de su muerte) y Claudio Borghi.

Me es inevitable aquí hacer un punto y preguntarle a un hincha fanático de Argentinos lo siguiente: ¿es realmente Maradona el máximo ídolo del club? Esto porque lo que consiguió Bichi Borghi es impresionante: como jugador ganó la única Copa Libertadores que posee el club (1985) siendo tremenda figura, y como Director Técnico (y con Nicolás Peric al arco) logró levantar el tercer y más reciente título de Primera División Argentina, el Clausura 2010. 

Ya volteándonos al presente, convendremos que el Bicho Colorado clasificó a la presente edición de Copa Liberadores tras terminar en un muy meritorio 3er puesto en la tabla acumulada de lo que se alcanzó a disputar en la temporada 2020-2021 y que debutó de gran forma, pese a un mal comienzo en el torneo argentino actual, venciendo al tres veces campeón de Copa Libertadores Nacional de Uruguay por 2-0, donde el segundo y definitivo gol fué marcado en el 88’, siete minutos después de haberse quedado con un jugador de menos producto de la expulsión de Carlos Quintana.

Universidad Católica en cambio, luego de 4 fechas disputadas en el torneo local bajo el liderazgo del todavía dubitativo técnico de Gustavo Poyet, extendió su mal momento futbolístico al plano internacional cayendo inapelable y pálidamente ante un sólido Atlético Nacional, en Cali, por 0-2, quedando así momentáneamente en el último lugar del grupo F y sin puntos junto al cuadro uruguayo. 

Queda por verse entonces si el cuadro franjeado será capaz de hacerse fuerte en el Estadio San Carlos de Apoquindo, cumplir con la obligación de ganar de local y sobre todo de comenzar a mostrar una mejor cara a partir de un funcionamiento más fluido y convincente.

Tus comentarios en GolMaster