Increíble me resulta de leer que varios de los sabios futboleros con los que uno se topa hoy en día en las diversas redes sociales califiquen el grupo de Universidad Católica en Copa Libertadores como fácil, o a lo menos como accesible.

Si bien es cierto que no hay presencia de los cuadros más poderosos del continente como podrían serlo los grandes de Brasil y Argentina, por ejemplo, considerando la precaria y vergonzosa participación de los equipos chilenos en torneos internacionales en los últimos 20 años, resulta totalmente descabellado e irracional considerar, cualquiera sea el grupo, como “accesible”, mucho menos como fácil.

Sin ir más lejos, Católica enfrentará hoy a un complicadísimo rival; el Atlético Nacional colombiano, el equipo de ese país con más Copa Libertadores ganadas (2) y que llega a la instancia de fase de grupos tras vencer por un global de 4-2 al siempre complicado Libertad paraguayo, goleada en Medellín incluida por 4-1. Además, en el competitivo torneo local es puntero y presenta una diferencia de goles abrumadora respecto de los demás equipos, donde en la reciente jornada supo apabullar a su rival de turno, Patriotas Boyacá, por 7-1, también en condición de local.

Universidad Católica por su parte presenta a un todavía nuevo entrenador que se está adaptando al club, así como los jugadores a su ideal de juego y que ha mostrado una imagen más bien pálida en el inicio del torneo chileno más allá de encontrarse, luego de 4 fechas, como líder exclusivo luego de vencer a Curicó Unido en condición de local con marcadas dificultades y una imagen pálida.

Considerando estos antecedentes y poniéndonos serios y rigurosos a la altura que lo amerita una circunstancia como está, la visita cruzada se avizora por tanto como altamente inhóspita y áspera, donde Universidad Católica encontraría, a priori, premio en un empate y muchísimo más en lo que sería el primer triunfo de un equipo chileno en tierras colombianas.  

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, vista GolMaster.

Crédito imagen: espn.ar

Tus comentarios en GolMaster