En el papel era un partido abordable porque la UC tenía el marcador a su favor y porque, a pesar de no contar con el público en las graderías, jugaba de local, en una cancha que conocen de memoria, pero el fútbol es impredecible y finalmente los cruzados terminaron pidiendo la hora.

Los goles marcados en Montevideo salvaron una noche gris, porque a pesar de caer por la cuenta mínima en San Carlos, la franja terminó igualando 2-2 en el global avanzando a cuartos de final del certamen.

El equipo de Ariel Holan se mostró confundido por el planteamiento del elenco charrúa, quienes presionaron de principio a fin en búsqueda de un resultado que les permitiera al menos ir a lanzamientos penales. De hecho, los cruzados solo tuvieron dos remates al arco durante el primer tiempo y un gol anulado de Fernando Zampedri por posición de adelanto.

Y aunque River Plate tampoco ofreció mucho, en la segunda mitad salieron con todo hasta que el premio llegó a los 52 minutos por intermedio de Facundo Bonifazi. Sin embargo, dos minutos después el esquema de Jorge Fossati cambió tras la expulsión por doble amarilla del capitán Sebastián Píriz quien cometió una falta contra Diego Buonanotte.

Sin embargo, con un jugador más Universidad Católica cayó en un espiral sin salida. No pudo realizar el jugo agresivo en ofensiva y solo sumó un remate al arco de Oliveira y un tiro libre de Válber Huerta.

De esta manera la Católica terminó con la clasificación a su favor pero con muchas dudas en su juego y con dos bajas importantes como lo son Germán Lanaro y Tomás Asta-Buruaga de cara al Clásico Universitario del domingo y la llave ante Vélez Sarsfield por el paso a semifinales.

Tus comentarios en GolMaster