Un mes duró la paz entre el primer de equipo de Colo Colo y la concesionaria Blanco y Negro. Esto debido a que en las últimas horas se reveló un nuevo lío que incluye la relación entre el director técnico, Gustavo Quinteros, y la dirigencia del Cacique.

El contexto es el siguiente: Algunos de los pesos pesados del plantel terminan contrato a fines de diciembre y como el Campeonato Nacional termina en enero no podrían continuar defendiendo la camiseta alba.

Bajo este panorama, ByN ofreció a Carlos Carmona, Pablo Mouche, Juan Manuel Insaurralde y Julio Barroso una extensión de contrato por un mes, lo que fue rechazado por los cuatro jugadores, quienes habrían exigido la renovación de al menos hasta diciembre de 2021.

Sobre este caso, el volante Carlos Carmona publicó en redes sociales un breve mensaje que decía: “No he pedido renovación ni nada”. Sin embargo, tampoco tuvo palabras para su continuidad.

Y el escenario es inquietante para el cuadro de Macul. Colista en el torneo, con jugadores lesionados y ahora con el problema de las renovaciones, las opciones de salir del fondo de la tabla y escapar del descenso está cada vez más complejo. Colo Colo no tiene paz y su lucha por no descender parece complicarse, poco a poco, con estos problemas internos.

Tus comentarios en GolMaster