Mediante anotaciones de Benzema y Kroos, los merengues se adueñaron del derbi español. Mingueza descontó para los culés que desaprovecharon la ocasión de quedar como únicos punteros.

En el Estadio Alfredo Di Stefano y bajo una lluvia torrencial por momentos, Real Madrid y Barcelona se volvieron a ver las caras en un nuevo derbi español y fue un partidazo en el que los locales se impusieron finalmente por 2-1, pero que tuvo un final dramático.

El comienzo tuvo a un Barcelona que intentó adueñarse del campo de juego, pero a los 13’, Federico Valverde se fue en proyección al ataque combinando con Lucas Vásquez y este envió un centro al primer palo donde apareció Karim Benzema para abrir el marcador con un hermoso taco.

El gol sacudió a los de Ronald Koeman que intentaron reaccionar. Sin embargo a los 28’, un tiro libre al borde del área ejecutado por Tony Kroos, dio en Sergiño Dest y descoló a Ter Stegen, introduciéndose en la portería a pesar del esfuerzo de Jordi Alba por despejar el balón.

El partido era de una gran intensidad y a los 33’ Dembelé tuvo el descuento, pero pifió su remate cerca del punto penal. De esa misma jugada surgió una rápida contra “merengue” donde Vinícius encontró a Valverde que sacó un gran disparo estrellándolo en el poste y en el rebote la pelota le quedó servida a Lucas Vásquez pero Ter Stegen estuvo notable para evitar el tercero.

Cuando terminaba el primer tiempo un tiro de esquina ejecutado por Lionel Messi casi se introduce en el segundo palo y en la acción siguiente, Courtois estuvo excelente para achicarle al trasandino.

 Ya en la segunda etapa, el elenco culé salió con todo en busca del descuento, exponiendo espacios para las rápidas contras de Real Madrid.

Y en uno de esos ataques por el sector izquierdo, Messi encontró a Jordi Alba que tiró el centro y Mingueza apareció en el área conectando la pelota con algo de dificultad para vencer al arquero de los blancos.

En la última jugada llegó la emoción con un equipo “blaugrana” volcado al ataque. Con todos adentro del área madridista, incluido el arquero Ter Stegen, Messi ejecutó un centro y el balón le quedó a Ilaix Moriba, quien sacó un gran remate reventando el travesaño del arco de Courtois, terminando con la esperanzas de los visitantes ya que a la jugada siguiente se acabó el partido.

Con el triunfo, Real Madrid igualó los 66 puntos de Atlético Madrid que juega este domingo 11 frente al Betis. Mientras que Barcelona desperdició la chance de quedar puntero y se quedó en las 65 unidades.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Crédito imagen: agencia EFE

Tus comentarios en GolMaster