Bueno, este miércoles la U fue eliminada por San Lorenzo por la Copa Libertadores. Era el escenario más posible, es verdad, pues con las múltiples bajas que tuvo el cuadro laico para el partido copero, el triunfo era no imposible, pero sí muy difícil.

Sin embargo, algo que dejó con un muy buen sabor de boca, y muchas esperanzas a futuro, fueron los juveniles. No la tenían fácil, estaban recién debutando, pero aún así mostraron la personalidad que históricamente ha caracterizado a los jugadores nacidos en la Universidad de Chile.

La verdadera pregunta es, ¿es sostenible con el paso del tiempo contar con los jóvenes?, esto tomando en cuenta que durante los últimos años el Romántico Viajero ha tenido tantos y tantos entrenadores, y nunca las divisiones inferiores fueron un pilar fundamental para sus proyectos.

La U siempre fue un Club cuya cantera era vital. Es cosa de revisar la historia del primer campeonato que ganaron (1940), el Ballet Azul, los bicampeonatos de 1994-1995 y 1999-2000, el injustamente olvidado título de 2004, Markarian en 2009, y por supuesto, la era de Jorge Sampaoli. Todos han tenido en común que los referentes y líderes siempre fueron nacidos en la cantera azul.

Mención aparte a la camada azul que jugó durante los 25 años de sequía de títulos, donde los «nacidos en casa» siempre fueron los jugadores más queridos y relevantes.

Y no sólo eso, sino que los más grandes ídolos de la Universidad de Chile, como Eduardo «Pulpo» Simián, Carlos «Tanque» Campos, Leonel Sánchez, Braulio Musso, Jorge Socías, Mariano Puyol, Luis Musrri, Esteban «Huevito» Valencia, Marcelo «Matador» Salas, Johnny Herrera y José Rojas. Todos son jugadores nacidos en la cantera de la U.

Actualmente, en Primera División, hay jugadores que en otros clubes están siendo muy importantes, y que nacieron en la cantera de la U, como Valber Huerta, Nicolás Ramírez, Sebastián Leyton, John Salas, Ivan Rozas, Mathías Pinto, y en el extranjero, Igor Lichnosvky, lo que genera la pregunta de, si hay calidad en las divisiones inferiores, ¿por qué en el Primer Equipo no logran consagrarse?, o peor aún, ¿por qué los entrenadores y dirigencia de Azul Azul no les dan continuidad?.

Vámonos al presente

Si hay algo que caracterizó a Rafael Dudamel como entrenador de la Selección Venezolana, fue su confianza con los jugadores jóvenes. Sin ir más lejos, el DT fue subcampeón mundial sub-20 con la «selección vinotinto». Es un interesante antecedente, tomando en cuenta que este miércoles fueron muchos los juveniles que jugaron contra San Lorenzo.

Sí, es verdad, el brote masivo de COVID-19 al interior del plantel de la U hizo que los canteranos jugaran… pero, ¿y si esto pudiese ser una ventana para Dudamel?, ¿y si esto a futuro convierte al DT venezolano en el hombre que, por fin, volvió a hacer que los canteranos tengan un valor en el fútbol del Romántico Viajero?

Obviamente, para que esto último pase, los chicos que jugaron el miércoles deben volver a tener minutaje, pero desde que Dudamel tomó al cuadro azul, el renacimiento futbolístico de Ángelo Henríquez (ha anotado 5 de los últimos 10 goles que ha hecho la U), la titularidad de Simón Contreras, y Camilo Moya al medio han sido siempre vitales para el juego del Romántico Viajero.

La camada juvenil

Materia prima hay. A los ya mencionados Henríquez, Contreras y Moya, les sumamos a Franco Lobos (actualmente lesionado, pero que lleva un par de años jugando en Primera), Lucas Alarcón, Cristobal Campos y por supuesto, los que jugaron esta semana, como Daniel Navarrete, Bastián Ubal, Mauricio y Marcelo Morales, Cristobal Muñoz, José Castro, y otros proyectos que aún no han debutado, como Renato Cordero, Enzo Fernández, Rodrigo Cancino, y tantos otros.

La respuesta sólo el tiempo la dirá, pero sí da la sensación que los canteranos de la U, si tienen el minutaje, y si realmente los tratan como alternativas o eventuales titulares, puede ser que, por fin, la U se reencuentre con uno de sus grandes valores históricos: su cantera.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos de imagen: Al Aire Libre, Cooperativa

Tus comentarios en GolMaster