De vuelta a su hogar en Ciudad de México, Nicolás Castillo, delantero del América de México, inició la recuperación luego de sufrir una trombosis que lo tuvo al borde de la muerte.

El jugador es consciente que el proceso de recuperación será largo y complejo, y que deberá cumplir una estricta rutina a diario para comenzar a desarrollar una vida un poco más normal tras pasar más de un mes en el hospital.

De acuerdo a lo informado por el diario azteca Récord, Castillo deberá comenzar por «disminuir la dosis de anticoagulantes y seguir una dieta especial donde no podrá alimentarse de grasas de origen animal y Vitamina K presente en la lechuga, repollo y espinaca», entre otros.

Además, su rutina contempla la recuperación paulatina de su peso normal debido a que tuvo una baja de peso considerado. Además, no puede dejar de lado los niveles de coagulación en la sangre.

Sobre los trabajos físicos, el jugador formado en la Universidad Católica no podrá sobreexigir su cuerpo ni hacer grandes esfuerzos puesto que una nueva lesión complicaría su situación y provocaría hemorragias internas.

Su club, el América, a través de su equipo médico, seguirán de cerca su recuperación y tratamiento. Por su parte el director técnico del equipo, Miguel Herrera, valoró el paso de Castillo: “Es algo que le viene de maravilla a sus compañeros. Saber que ‘Nico’ está mejorando es importante para el grupo y cuerpo técnico, esperemos que se recupere lo más rápido posible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *