Mauricio Pinilla volvió al Estadio Nacional después de muchos años, y regresó en gloria y majestad. Le hizo partido a su exequipo y permitió un gran resultado para Coquimbo Unido.

Durante los primeros 45 minutos, tanto la U como el elenco «Pirata» no se hicieron daño, sino que se estudiaron y mucho.  Ambas escuadras fueron pragmáticas y poco incisivas a la hora de generar acciones de riesgo. A pesar de esto, fue el local quien tuvo la única llegada de gol, al minuto 35, en los pies de Jonathan Zacaria, pero su tiro se desvió por poco al lado izquierdo del meta coquimbano.

Durante el inicio del complemento, el DT azul instó el ingreso de Nicolás Guerra, por Gonzalo Espinoza, situación que generó más llegadas de riesgo en los primeros minutos, más que en todo el primer tiempo. Frente a esto, el mediocampo de los azules logró encontrar los espacios adecuados para generar problemas en la zaga pirata.

Los problemas llegaron para Coquimbo en el minuto 52. Tras un córner azul, el volante Pablo Aranguiz bajó la pelota y metió una gran volea al palo izquierdo de Matías Cano. Todo era alegría en las huestes azules. Ventaja en el marcador y siendo claros dominadores del encuentro. Pero faltaba media hora.

Y fue en esa media hora que la U bajó el ritmo y el nivel de las acciones, a tan nivel que en el minuto 71 resurgió la figura del exdelantero azul, Mauricio Pinilla, quien tras un gran amortiguación y una mejor definición logró igualar el marcador. A pesar de no celebrarlo, las rechiflas no se hicieron esperar en el recinto deportivo más importante del país.

En los minutos finales, los piratas, a pesar de arriesgar poco, lograron contener las pocas acciones de riesgo por parte de los azules. Y así fue hasta finalizar el partido. 

La U consiguió su primer empate, se cortó una racha de tres partidos ganados, y la UC se aleja cada vez más en la tabla de posiciones.

Por Patoe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *