La relación entre el primer equipo de Colo Colo y la dirigencia encabezada por Aníbal Mosa está totalmente quebrada. Ambas partes no ceden en sus posturas, acusaciones cruzadas y dichos a la prensa sin argumentación bastaron para que el Cacique esté atravesando por una de las crisis más profundas de los últimos años luego de no llegar a acuerdo por la rebaja de sueldos.

Tanto así, que los jugadores liderados por el capitán, Esteban Paredes, tomaron la decisión de denunciar a ByN ante la Inspección del Trabajo.

De hecho, el abogado del Sifup, Alfonso Canales, sostuvo que “se presentará una denuncia en la Inspección del Trabajo, a fin de que fiscalice el club por no otorgamiento de trabajo convenido, no pago de remuneraciones y determinar el incumplimiento de requisitos establecidos en la ley 21.227”.

Y agregó: “La ley dispone que el acto o declaración de la autoridad debe implicar la paralización de las actividades e impide o prohíbe totalmente la prestación de servicios de los trabajadores. Colo Colo, al igual que todos los otros clubes, pactaron trabajo a distancia con sus jugadores a lo menos desde el 18 de marzo”.

¿Qué dice B&N? El argumento de la concesionaria es acogerse al seguro desde el “1 de abril y pretende que este se pague a contar de esa fecha, en contradicción con los días de este mes que ya fueron trabajados”.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *