El exdefensor del Manchester United, Gary Neville, sorprendió al mundo del fútbol al revelar algunos objetivos que se planteó Cristiano Ronaldo cuando ambos coincidieron en los “Reds Devils”.

El otrora capitán de la Selección de Inglaterra indicó que Cristiano siempre quiso ser el mejor del mundo y que se frustraba cuando no alcanzaba sus objetivos. “Al principio, en los dos primeros años, era frustrante verle jugar. Muchos en el vestuario lo pensábamos”, declaró en una entrevista a Sky Sport.

Y agregó: “Y, de repente, su fútbol empezó a aparecer. En la temporada 2006-07 fue increíble. Tenía más hambre que nadie, había fuego en su fútbol. Miras esa temporada y todos los aspectos negativos de su fútbol desaparecieron. Su defensa, su regate, sus toques de más… todo se esfumó. Una vez un jugador empieza a marcar 30-35 goles o a dar 15-20 asistencias, lo das todo para él. Y fue lo que sucedió esa temporada. Cristiano Ronaldo nos ganó partido tras partido con su juego”, detalló Neville.

Tras esto, Neville recordó que CR7 siempre decía que quería ser el mejor del mundo, “obtener títulos individuales para así plasmarlo en beneficio del equipo. Era uno de los pocos jugadores que reconocía que los trofeos individuales eran importantes para él. La mayoría diría que el equipo es más importante, pero él decía: ‘Quiero ser el mejor jugador del mundo porque a su vez ayudaría a mi equipo’. Quería ser el mejor del mundo y lo que ha hecho durante muchos años es excepcional”.

Finalmente, Neville reveló que el ahora delantero de la Juventus “tenía una obsesión con marcar goles, con aplicarse todos los días, con ser el mejor. Fue subiendo su nivel cada año. No tengo dudas de que querrá seguir jugando y superar los números de Pelé. Quiere ser el mejor de todos los tiempos y a su vez garantizar que los equipos en los que juega tendrán éxito”.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *