El jugador formado en Universidad Católica juega actualmente en el Empoli.

No la pasa bien en Italia el defensor nacido en Universidad Católica, Francisco Sierralta, quien milita en el Empoli de la Serie B y que lleva dos semanas en cuarentena por el brote de Covid-19.

El jugador afirmó que el confinamiento obligatorio “ha sido todo muy fuerte. Yo estoy bien, tratando de llevar la cuarentena de la mejor manera posible. Tratando de llevar esta situación porque ha sido muy duro en Italia”, relató el defensa.

“Donde yo vivo no está el epicentro de los contagios. En Empoli hay pocos contagios, pero igual llevamos dos semanas en cuarentena obligatoria y ya vamos por la tercera”, afirmó el jugador que también defendió la camiseta de Palestino.

Y añadió: “El club nos ha cuidado a nosotros y a nuestras familias. Nosotros estamos decididos a no entrar a jugar si no estamos seguros de que no corremos riesgos y nuestras familias están seguras”, remató Sierralta.

En relación al retraso por la suspensión de los partidos cuando el brote de coronavirus ya estaba instalado en Italia, el zaguero indicó que “fue una locura. Un error total de la organización. Bastaba un jugador contagiado y nos pudimos haber infectado todos. Jugamos en Empoli contra Pordenone, de local y con público, porque en la ciudad no había ningún caso, pero en Italia había cinco mil infectados… Fue una locura jugar ese partido”.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *