Poco más de 365 días pasaron desde que Francisco Silva pisó por última vez una cancha de fútbol.

El 8 de septiembre de 2019, el ‘Gato’ salió lesionado en el partido frente a Unión La Calera válido por Copa Chile donde sufrió una fractura de tibia y peroné.

De hecho, la vuelva de Silva no ha sido fácil. Una larga recuperación y un desgarro de cuádriceps en las últimas semanas evitaron que el volante reapareciera antes.

Pero ayer en San Carlos de Apoquindo, el jugador formado en Universidad Católica dejó atrás ese doloroso episodio y jugó los últimos cinco minutos en la victoria por 3-0 de la UC contra Audax Italiano.

El regreso del ‘Gato’ supone una gran disyuntiva para Ariel Holan. El técnico conoce la experiencia que puede aportar Silva en los partidos decisivos por Copa Libertadores y entiende que la lucha por un lugar en el once inicial será cada día más compleja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *