Fueron maniatados e intimidados por cinco antisociales con armas de fuego.

Una noche de terror en pleno toque de queda vivió la familia del vicepresidente de Blanco y Negro, Harold Mayne-Nicholls, tras sufrir un violento asalto en su domicilio en la comuna de Peñalolén durante la noche del sábado.

De acuerdo a lo informado por el capitán Juan Pablo Palma, oficial de servicio de la 43° Comisaría de Peñalolén, “aproximadamente a las 21:50, un grupo de cinco individuos efectuaron un ingreso por una vía no destinada al efecto (…) realizan el rompimiento de una ventana. Uno de los sujetos se encontraba premunido de un arma de fuego, según señalan las víctimas”.

Además, el efectivo de la policía agregó que “las circunstancias fueron breves y rápidas, el huir de estos antisociales (…) ellos no logran hacer un registro exhaustivo, pero sí logran sacar especies de valor”.

Luego del hecho delictivo, Eugenia Fernández, cónyuge de Mayne-Nicholls, señaló vía Twitter estar “preocupados del Coronavirus/Cuarentena y nos acaban de robar en la casa”.

Y agregó: “Cinco tipos armados y vestidos con polerón negro. Me amarraron a mi y a dos de mis hijos. No estamos lesionados. Se llevaron reloj, dinero y joyas. Estamos bien”, concluyó.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *