La Furia Roja lo ganó sobre el final gracias a la agónica anotación de Dani Olmo

Mientras en Sudamérica el panorama de las clasificatorias sigue en incertidumbre, las selecciones europeas continúan su calendario estipulado. Hoy fue el turno de que los campeones del mundo en 2010 hicieran valer su jerarquía.

En un aburrido primer tiempo, Georgia abrió el marcador gracias al tanto de Khvicha Kvaratskhelia luego de un gran contragolpe. Los dirigidos por Luis Enrique no podían imponer condiciones y así se fueron al descanso.

En el entretiempo, el ex entrenador del Barcelona dispuso el ingreso de Thiago Alcántara y Marcos Llorente para apoderarse del mediocampo en el complemento.

Ya en el segundo tiempo, España logró equiparar tras una buena jugada colectiva en la mitad de la cancha que culminó con un buen centro de Jordi Alba y la aparición de Ferrán Torres en el segundo palo para poner el 1-1.

España se apoderó de la posesión de la pelota pero no podía concretar en ocasiones de gol ante una combativa Georgia. Ya en tiempo de descuento, Alba encontró espacios para habilitar a Dani Olmo en una muy buena acción colectiva. El hombre del Leipzig remató y anotó el 2-1 ante la débil respuesta del guardameta georgiano.

Ya cuando el partido expiraba, una muy fuerte infracción de Shengelia derivó en tarjeta roja sobre el volante de Georgia.

De esta manera, la Furia Roja se posiciona como líder del grupo B de las Eliminatorias europeas con 4 puntos, a la espera de lo que haga Suecia ante Kosovo esta tarde a las 15:45.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: Goal.com

Tus comentarios en GolMaster