Se fue tiempo atrás, por lesiones y rumores, pero el puesto quedó expectante a su retorno. Se cambió de equipo, titular indiscutido y el liderazgo de siempre. Hoy está más grande, también más sabio, igual de ágil y con hambre de triunfo.

Hoy vuelve el gran capitán que lideró una generación que conquistó el cielo con triunfos reales. Olvidó la alegría moral y levantó trofeos macizos. Legado inolvidable para un equipo grabado en piedra. No sabemos si portará la jinete, pero poco importa en el contexto actual, porque la voz seguirá sonando en el área y los guantes seguirán sacando pelotas de ángulos imposibles.

Hoy vuelve Claudio Bravo a la Roja y la nostalgia invade los corazones de todos aquellos que nos resistimos a creer que se acerca el fin de era. La vida es muy corta como para empezar a leer epílogos, sigamos disfrutando de un capitulo más.

PD: Le atajó un penal a Griezmann. Pero eso no es novedad.

Claudio Bravo le ataja un penal a Antoine Griezmann | Tele 13

#Puntete

Puntete

Por Puntete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *