[the_ad id="18289"]

Columna de opinión: Un mago para La Calera. ¿Magia o Humo?

mago-valdivia-la-calera-chv-cnn-01

Llama poderosamente la atención que un jugador tan increíblemente talentoso y a la vez indisciplinado como Jorge Valdivia haya recalado en un equipo como Unión La Calera.

Por un lado, se trata de un jugador que últimamente no ha sabido responder a las expectativas creadas y que viene fresco de un paso para el olvido por Colo Colo, club del cual terminó saliendo en términos conflictivos desde el punto de vista deportivo y legal. Esto sin considerar la polémica contratación que no terminó siendo con Unión Española, club que lo acusó de poco serio al supuestamente no presentarse a los exámenes médicos cuando existía principio de acuerdo para que Valdivia se convirtiese en panadero. 

En la otra vereda del análisis se encuentra su nuevo equipo. Una Unión La Calera que se ha logrado posicionar como uno de los pocos equipos chilenos que está invirtiendo y haciendo las cosas relativamente bien durante estos últimos cuatro años. Sin ir muy lejos, recordemos logró un muy meritorio segundo lugar en el último campeonato nacional y enrieló una Copa Sudamericana bastante positiva, siendo eliminado en la tanda de penales por Junior de Barranquilla en Octavos de final.

En principio podría parecer una contratación más fruto del populismo que de una lógica convicción deportiva. Ha quedado en evidencia en su vuelta a Chile que Jorge Valdivia tiende a presentarse y a sí mismo como un elemento disruptivo más que constructivo y más tóxico que benigno en los camarines de los que ha sido parte. ¡Pero con respeto!

Teniendo en cuenta estos elementos, es difícil pensar que los dirigentes (y Director Técnico) de Unión La Calera, habiendo hecho las cosas tan bien últimamente, quieran arriesgar tirar todo por la borda tan fácilmente. Me parece que la contratación de Jorge Valdivia tiene aires de apuesta, a un cara o sello, a un 50% de posibilidades de terminar siendo un acierto y 50% que podría terminar siendo un fiasco más producto de bajos rendimientos individuales y/o lesiones y/o indisciplinas.

La pregunta cae de cajón ¿Podrá Jorge Valdivia revertir la carátula de jugador conflictivo, poco serio y poco rendidor que el mismo se ha ganado y conducir a su nuevo club hasta nuevas alturas?

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional visita GolMaster.

Créditos imagen: chv.cl / cnn.cl

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp