A raíz del muy esperado duelo de directores técnicos entre el Leeds de Marcelo Bielsa y el Manchester City de Pep Guardiola, que dejó un interesante empate a uno, es que quiero detener esta máquina que es la liga inglesa para analizar más detenidamente el revuelo que ha causado la presencia del entrenador rosarino en dicha competición.

Y es que se enfrentaron dos de los técnicos de mayor reputación en el fútbol actual. Bielsa con un largo recorrido entre equipos y selecciones nacionales versus un Pep todavía joven, con mucha carrera por delante y con un palmarés bastante más exitoso a su haber.

Sin embargo, de las palabras del propio Guardiola, Bielsa es su maestro.  Y es aquí que surge la siguiente pregunta: ¿Acaso el alumno ha superado al maestro? Si y No. Si nos dejamos llevar por los títulos que es lo que supuestamente más vale, los resultados, entonces sí; Pep ha conseguido más y de mayor importancia, por lo que podríamos señalarlo en principio, como un técnico más exitoso. Ahora bien, pareciera ser que para ambos técnicos el éxito se mide por otras cosas, como imponer estilos, marcar tendencias o bien llevar el desarrollo de la actividad desde un punto de vista filosófico, valórico e inspiracional.  

Y es aquí que el legado de Marcelo ha trascendido en vida y obra. Mientras varios técnicos de cierto prestigio lo nombran como su maestro (Pochettino, Sampaoli, Martino, el mismo Pep), no se me ocurre que Guardiola, a pesar de su exitosa carrera y estilo, tenga muchos adeptos.

¿Qué si Don Marcelo está loco? Hoy en día parece ser de locos ser profunda y eternamente fiel a los propios principios y convicciones y estar dispuestos a no renunciar a ellos. Al final del día, lo más loco es no ser fiel a uno mismo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *