De muy difícil pronóstico resulta esta nueva edición del Clásico del Pacífico entre Chile y Perú, donde no existe un claro favorito, más allá de la localía a graderías vacías de La Roja en Santiago.

Y es que más allá de ser un partido clásico con lo que esto conlleva, la realidad refleja que Chile como selección comenzó a recorrer una trayectoria errante luego del peak alcanzado por la legendaria Generación Dorada, donde se perdió la final de la Copa Confederaciones el 2017, se hipotecó una clasificación prácticamente asegurada al Mundial de Rusia 2018 y se realizó una mediocre presentación en la Copa América 2019, donde quedamos eliminados, paradójicamente, frente a Perú y con escandalo (0-3).   

Y pasa que, más allá de un resultado anecdótico, en realidad refleja el hecho que mientras Chile no ha hecho las cosas bien desde entonces y ha tendido a la baja en su rendimiento, el rival de este viernes es justamente el país sudamericano que más ha crecido durante estos últimos años, alcanzando la clasificación a Rusia 2018 después de 8 mundiales (en desmedro de Chile), siendo finalista de la última Copa América y lo más importante, se ha posicionado como una selección sólida, que sabe a lo que juega, con importantes referentes y todo esto bajo el liderazgo de alguien que ha hecho las cosas muy bien: Ricardo “el tigre” Gareca.    

Pensando en este partido en particular, Perú no contará son sus principales armas en ataque; Farfán y Guerrero, este último capitán, corazón y alma de la selección además de goleador histórico con 39 goles, uno más que Eduardo Vargas, quien tampoco estará presente, al igual que Gary Medel, capitán y corazón de La Roja.

En cuanto a novedades, Chile presentará los regresos de Claudio Bravo, Jean Beausejour y Erik Pulgar, mientras tanto Perú presentaría en ofensiva una renovada dupla de ataque con nuestro conocido Raúl Ruidíaz y la promesa del fútbol peruano para este partido, el italo-peruano Gianluca Lapadula, a quien se le prenden velas y le rezan santos.

Interesante será entonces presenciar si Chile es capaz de comenzar a romper la tendencia actual, además de estar obligado a ganar, o si bien Gareca y su selección peruana seguirán rugiendo fuerte en el contexto sudamericano a costa de Chile. Por ahora, ambos llegan con un punto en estas Eliminatorias con Chile navegando en un mar de incertidumbres, mientras que Perú lo hace en aguas estables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *