Mucho se está hablando y seguramente se hablará de esta nueva versión del principal clásico a nivel de clubes del fútbol chileno entre Colo Colo y Universidad de Chile.

Mucho más relieve tiene el hecho que encuentre al equipo albo peleando por no descender y jugando en condición de local, donde no saben de derrotas contra el equipo azul desde hace 20 años, cuando el cuadro universitario pudo imponerse por 3-2 con goles de jugadores que están en el retiro hace una década, como es el caso de Diego Rivarola, por citar un ejemplo.

Teniendo en cuenta la actualidad de rendimiento, pero sobre todo de funcionamientos futbolísticos de ambos equipos, se avizora una no muy prometedora tarde de fútbol, donde tiendo a pensar que regalarán a los hinchas un aburrido, estudiado y especulativo 0-0 para cerrar el fin de semana. 

Espero me equivoque y que el clásico sea, y sobre todo se juegue, como un clásico, a ganarlo. Y es que teniendo en cuenta la circunstancia histórica de no poder la U ganar en el Estadio Monumental hace 20 años, esto sumado al factor de que Colo Colo presenta un juego pobre y especulativo que lo tiene estancado en la antepenúltima posición de la tabla general, es el momento que la U lo golpee en el piso.

Seré más claro: El club, Los dirigentes, la historia, los hinchas y sobre todo los jugadores y cuerpo técnico tienen la obligación moral de salir a buscar el partido y ganarlo. Ya solamente el hecho de salir a especular (independiente del resultado final) me parece un fracaso en principio.

Ahora, con un Colo Colo que además juega a entregar al rival el control del juego, si Universidad de Chile no propone y no busca incesantemente ganar este partido, quedará en la historia como el mayor escándalo de estas dos décadas donde no han sabido ganar como visita en Macul.      

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: ANFP

Tus comentarios en GolMaster