Columna de opinión: La dinastía Schmeichel

schm

El mismo motivo que para algunos podría ser un genuino sentimiento de vejez, para otros será motivo de profunda alegría y admiración. Quienes tenemos 30+ años y vibramos con la mejor historia que un club de fútbol recuerde como la que significó ese histórico triplete de Manchester United conseguido la temporada 98-99 bajo el alero de Sir Alex Ferguson en la Dirección Técnica y la custodia del mítico portero Peter Schmeichel, nos ponemos genuinamente alegres con la consecución de ayer del hijo del gran danés, Kasper, al levantar su primera FA Cup con el Leicester City F.C., y además como capitán.

Además, lo hizo remando contra viento y marea. Fue formado en Manchester City, es decir, el cuadro rival de su padre, club que lo cedió 5 veces pasando por equipos de tercera y segunda división y por países como Escocia y Gales con muy pocos partidos disputados, un futuro muy incierto y el tremendo peso que significaba convivir con el reflejo de la magnitud de la carrera que su padre había podido conseguir.

Finalmente llegaría a Leicester, ciudad y equipo donde pudo consolidarse y ser parte de otra de las historias más increíbles que el fútbol moderno nos haya podido ofrecernos, cuando la temporada 2015-2016 como arquero indiscutido y figura, junto a jugadores como Kanté, Mahrez, Vardy supieron romper todas las probabilidades en contra y levantaron la primera Premier League que el club ha sido capaz de conseguir en su modestisima historia de vida y trofeos.

Gracias Peter, a su señora, lógico, Kasper, por regalarnos estos momentos sobrepasados de tintes épicos, enriqueciendo aún más el legado de historias deportivas, humanas, de padre e hijo. Simplemente hermoso.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: Manchester United

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp