La ayuda aportada por la Conmebol al club Defensa y Justicia en desmedro de Coquimbo Unido “aseguró” una final argentina en esta nueva versión de la final continental. Nunca sabremos que hubiese pasado si se hubiese respetado la localía en Coquimbo y se hubiese evitado esta bochornosa situación de desorden e injusticia que perjudicó al cuadro pirata.

Y es que pase lo que pase en Córdoba, levante la copa Lanús o Defensa y Justicia, ya tenemos al verdadero ganador antes de jugarse; la Conmebol, y por qué no la AFA, instituciones que lograron el objetivo de asegurar una final argentina, además, en Argentina.  

Una lamentable situación que le quita limpieza al prestigio de esta competición como a la misma sanidad del ente mayor del fútbol sudamericano que se jactaba de renovar sus votos de pureza por medio de una directiva renovada. 

Sin embargo, nos trae al recuerdo el escándalo que dio a  lugar en la final de la Copa Sudamericana 2007 cuando arbitrariamente se modificó, durante los partidos finales de ida y vuelta, el reglamento respecto de los goles de visita para beneficiar al equipo argentino Arsenal de Sarandí en desmedro de América de México, además de la benevolencia del árbitro del encuentro de vuelta para con los jugadores y pasapelotas argentinos al momento de hacer tiempo y no añadiendo además los minutos de descuentos correspondientes. Escandalo total.

A estas alturas, se vuelve a asegurar un ganador argentino y sólo nos queda “hinchar” por Lanús, cuadro que al menos hizo las cosas como corresponde tanto en cancha como fuera de ella en desmedro de Defensa y Justicia, justamente en pos de la justicia por los actos de corrupción, por los jugadores e hinchas de Coquimbo y por el fútbol, donde la pelota continental, lamentablemente, se volvió a manchar.  

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: Goal

Tus comentarios en GolMaster