Pocas horas quedan para el clásico más importante de Inglaterra y el sólo hecho de tratarse de la liga nacional más competitiva y seguida del mundo este partido no nos puede dejar indiferentes de analizar y revisar en su previa.

Y es que esté histórico partido presenta hechos interesantes de considerar y que le dan un condimento especial dada las circunstancias que presentan ambos equipos:

Liverpool FC, el local, llega tercero en Premier por 3 puntos debajo del United en igual cantidad de partidos jugados. Esto resulta tremendamente meritorio, ya que se presenta en el podio a pesar de una seguidilla de lesiones muy importante en cantidad y sobre todo en la calidad de los lesionados de la plantilla; Keita y Matip son jugadores regulares y consistentes, Diogo Jota estaba irrumpiendo como una gran promesa al llegar y rendir sin necesidad de adaptación y, la más sensible de todas, la grave lesión Virgil Van Dijk quien se erigió hace rato como un baluarte en la defensa y como líder del equipo. Es de esperar que el equipo estuviese mucho mejor posicionado de no ser por estas sensibles bajas, sobre todo por la solidez defensiva que otorgaba el holandés y que el equipo ha sufrido en su ausencia.

Manchester United, en tanto, se presenta al partido con un sorprendente primer lugar en la tabla de posiciones luego de un comienzo muy dubitativo y pobre en resultados, donde la continuidad del Director Técnico se encontraba seriamente cuestionada y lo sigue siendo para muchos, más aún luego de la temprana eliminación de Champions League en su fase de grupos.

Mientras Liverpool viene de una derrota y dos empates en sus últimos tres partidos de Premier, Manchester United registra tres victorias consecutivas.

Ahora bien, el análisis tiene que ir más allá del rendimiento reciente y del posicionamiento actual de la tabla de posiciones de ambos equipos; se resume a nivel de Dirigencia Técnica. Mientras Liverpool presenta una idea sólida y clara de cómo jugar que los tiene bien posicionados pese a las bajas ya mencionadas, lo cual es un tremendo mérito de Jurgen Kloop, el trabajo de Solskjaer en el United me sigue pareciendo inconcluso donde no termina de cerrar una idea ni proposición de fútbol clara ni contundente. Por esto en resumidas cuentas es que me resulta especialmente sorprendente que el equipo esté liderando la tabla de posiciones cuando personalmente considero que equipos como Manchester City, el mismo Liverpool y hasta Leicester presentan un fútbol más vistoso pero sobre todo más claro en su forma.

La gran pregunta entonces es si Manchester United será capaz de sostener esta racha de triunfos por marcadores tan estrechos, pero sobre todo de juego tan poco contundente y basado tan profundamente en destellos y arrebatos individuales. El partido de hoy contra Liverpool, el cual debería salir con el objetivo de ganar, podría ser una señal potente de golpe al orden establecido por Liverpool en la pasada temporada y sobre todo de Ole como oportunidad inmejorable para comenzar a demostrar más crédito y convencimiento en su labor como DT, donde Klopp tiene una maestría en desmedro del todavía verde Director Técnico noruego.   

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: AP Noticias

Tus comentarios en GolMaster