Los líos judiciales del mediocampista Leonardo Valencia tienen en la encrucijada a Blanco y Negro, y de acuerdo a versiones al interior del club, la concesionaria ya habría tomado la decisión de despedir al jugador.

Según la Cuarta, ByN buscar dejar partir al jugador sin pagarle los 15 meses que restan de contrato. Sin embargo, la legislación chilena lo impide y un despido implica pagarle al menos 450 millones de pesos.

A eso, se suma que la ley también impide cesar a personas acusadas o condenadas por violencia intrafamiliar.

Finalmente, la jurista de la Asociación de Abogadas Feministas, Natalia Bravo, aseguró que se puede apelar a la “honra de la compañía o al deterioro de la imagen de la misma” para tomar la medida y que “ayude a generar conciencia social, acerca de que no se debe agredir de ninguna manera a las mujeres”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *