En entrevista con el medio Daily Mail, el futbolista danés del Inter de Milán, Christian Eriksen, contó que se encuentra viviendo un terrible drama desde su llegada al club lombardo.

Resulta que al llegar al equipo, Italia entró en cuarentena total por la pandemia del coronavirus, y debido a que no encontró casa o departamento para vivir, tuvo que conformarse con quedarse, hasta ahora, en la sede del equipo.

“He estado corriendo por el sótano del estacionamiento y calculé que podía correr 35 metros, luego tenía que girar y correr 35 metros hacia atrás”, afirmó Eriksen.

Luego, agregó que “pensé en hablar con Romelu Lukaku y Ashley Young, pero ya tenían familias que cuidar, y 14 días durmiendo en el sofá de alguien es demasiado tiempo. Al final, terminé quedándome en las instalaciones del club con un chef y cinco miembros del personal que optaron por ponerse en cuarentena para proteger a sus familias”.

Finalmente, el jugador de 28 años contó su experiencia en tierras desconocidas y su problemática al no manejar el idioma. “La policía me detuvo y, en mi italiano bastante malo, tuve que explicar lo que estaba haciendo, a dónde iba y por qué estaba fuera de la casa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *